Todos tenemos obligaciones de negocios, sociales y/o familiares que no nos permiten dedicarnos 100% a todos los proyectos que se presentan a lo largo de nuestra vida. Sabemos también que debe confiar en alguien para asegurar que el trabajo que se esta haciendo cumpla con sus estándares de calidad porque usted no puede estar en la obra todo el día, todos los días. Por estas razones, en obras de gran envergadura, se utiliza la figura de un Gerente de Proyecto, generalmente un Ingeniero Civil o Arquitecto, ajeno al contratista o empresa constructora designada, y que sea de confianza para el cliente.

La figura del Gerente de Proyecto, o Ingeniero de Obra, se manifiesta como un defensor del cliente desde antes de que se excave la tierra para colocar sus fundaciones, hasta que se entregue el final de obra. Su trabajo consiste en asegurarse de que todos los involucrados en el proyecto, incluidos los subcontratistas, profesionales y proveedores comprendan exactamente lo que se supone que debe suceder y cuándo. El Gerente de Proyecto entonces se asegura de que las cosas se hagan dentro del tiempo y del presupuesto designado.

Si usted tiene un proyecto de construcción grande o pequeño planeado, y necesita ayuda para dirigirlo, vamos a discutir cómo podemos ayudarle a mantener todo en marcha.